Navigazione – Mappa del sito
III. I fronti invisibili: lo spionaggio transnazionale

9/ Infidelidad, espionaje y amantes: las desventuras de Alcázar de Velasco y Luis Calvo en Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial

Antonio César Moreno Cantano

Riassunti

In questo articolo cercheremo di analizzare le varie attività di spionaggio che alcuni membri dell’Ambasciata spagnola in Gran Bretagna cercarono di portare a termine durante la Seconda guerra mondiale. Grazie al ritrovamento di fonti archivistiche inedite, studieremo le relazioni amorose che alcuni di questi agenti ebbero con amanti britanniche, le quali diedero vita a un doppio gioco politico a favore del MI5 e del Terzo Reich, andando ben oltre la semplice relazione sessuale o amorosa.

Inizio pagina

Testo integrale

Ángel Alcázar de Velasco con la vestimenta de FalangeVisualizza l'immagine
Crediti : © L’immagine appartiene ai rispettivi proprietari / Property of its respective owners

1. Introducción: más allá del espionaje

  • 1 GARCÍA PÉREZ, Rafael, Franquismo y Tercer Reich: las relaciones económicas hispano-alemanas, Madrid (...)
  • 2 ROS AGUDO, Manuel, La guerra secreta de Franco, 1939-1945, Barcelona, Crítica, 2002; y, del mismo a (...)
  • 3 BOWEN, Wayne H., Spaniards and Nazi Germany collaboration in the new orden, Columbia, University of (...)
  • 4 Véase el monográfico coordinado por el Grupo de Investigación HISPONA en el n.º 8, Vol. 4, de la Re (...)
  • 5 Inspector de Policía retirado de Swansea. Su expediente en National Archives (Kew), KV2 / 468.
  • 6 Los detalles de estos movimientos de espionaje en JUÁREZ, Javier, Juan Puyol. El espía que derrotó (...)

1En 1941 España aparecía en el mapa internacional como un país no beligerante, lo que no ocultaba una clara colaboración a favor del Eje, ya fuese en forma de acuerdos económicos1, ventajas militares2, o estrechando lazos políticos e ideológicos con los dirigentes del Tercer Reich3. Un claro ejemplo de esta sintonía, a parte de las facilidades dadas al espionaje nazi en España y sus zonas de influencia4, fue la red de información que el falangista Ángel Alcázar de Velasco y sus colaboradores, Luis Calvo o Miguel Piernavieja del Pozo, bajo el amparo de su condición diplomática y periodística, tejieron en suelo británico durante la contienda mundial. Este tema ha sido analizado pormenorizadamente en diferentes trabajos en los últimos años, por lo que no es nuestra intención caer en repeticiones. A modo de síntesis, entre 1940 y 1942, el Abwehr (Servicio de Inteligencia Alemán) logró que el agregado de Prensa español en Londres, Alcázar de Velasco, así como los periodistas anteriormente citados, transmitiesen datos concretos a Berlín sobre los efectos de sus bombardeos a través de la valija diplomática y mediante mensajes cifrados. Desde un principio, la sección Ibérica del MI5 (Servicio de contraespionaje británico), encabezada por Dick Brooman-White, tuvo conocimiento de esta situación, y gracias a agentes dobles como GW (Gwilyn Williams5) o Peppermint (el consejero adjunto de la Embajada española, José Brugada Wood), consiguió manipular los datos que salían en dirección al Reich6.

Figura 1

Figura 1

Ángel Alcázar de Velasco en plena Guerra Civil y con el uniforme de las Centurias de Falange.

FUENTE: Archivo General de la Administración (Cultura)

  • 7 PHILBY, Kim, Mi guerra silenciosa, Barcelona, Círculo de Lectores, 1973, p. 66; HEIBERG, Morten, RO (...)
  • 8 Sobre las agentes británicas y su papel en la Segunda Guerra Mundial véanse, GLEESON, James, The Fe (...)
  • 9 Cfr. capítulo XV en ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, Barcelona, Plaza & Ja (...)
  • 10 El tema de las amantes británicas asociadas a elementos afectos a la Alemania nazi siempre estuvo m (...)
  • 11 WEST, Nigel, The A to Z of Sexspionage, Lanham, The Scarecrow Press, 2009, p. 11.

2Aunque esta actividad fue tachada de poco productiva, «fraudulenta» y totalmente «ineficaz» para los intereses germanos7, el hecho de que la vigilancia de esta organización de espionaje hispano-germana por parte de la Inteligencia británica diese como resultado miles de folios sobre sus movimientos, revela la enorme cantidad de horas y medios que le prestaron, lo que en un tiempo de guerra y de máxima tensión pudo desviar la atención a asuntos de mayor relevancia. La minuciosidad de los reports británicos nos han permitido conocer la existencia de una serie de mujeres que colaboraron con ellos en estas operaciones de espionaje o bien los manipularon a favor de intereses ajenos a ellos8. En el libro de Alcázar de Velasco, Memorias de un agente secreto, salía a relucir en numerosas páginas el nombre en clave de Elisabeth, adscrita supuestamente al Intelligence Service y cuya misión debía ser controlar a Piernavieja del Pozo9. La relación entre ambos – y siempre según el cuestionable relato de su protagonista – era la de amantes. He aquí el punto clave sobre el que gravitará nuestro eje de interés, reconstruir las relaciones – la mayoría de ellas extramatrimoniales – que establecieron en suelo inglés, entre 1939 y 1942 (fecha en la que fue desmantelada la red española), Alcázar de Velasco y Luis Calvo con diferentes jóvenes del país, de las cuales el MI5 siempre tuvo dudas si detrás de las mismas se escondían intenciones que iban más allá de las meramente amorosas y sexuales10. El tema del espionaje sexual fue puesto sobre la palestra por Nigel West, que destapó a la fémina Natasha Anton, amante de Calvo11. Nosotros añadiremos nuevas actrices a este escenario, tales como Teresa Taylor, Eleanor Dove o Elaine Kennedy.

  • 12 COSTELLO, John, Love, Sex and War. Changing Values, 1939-1945, London, Collins, 1985; ROSE, Sonya O (...)

3El tema de la infidelidad, en plena consonancia con los nuevos enfoques sociológicos, culturales y psicológicos, ha tenido un papel muy importante a la hora de indagar sobre el modo de vida en Inglaterra y EE.UU. durante la guerra12. Nosotros pretendemos dar una vuelta de tuerca a esta cuestión, explicando cómo los miembros referidos de la Embajada española en Londres pretendieron sacar rédito informativo (y, por supuesto, sexual) a las circunstancias de la época, en las que no dudaron en mantener vivos sus tradicionales matrimonios a la par que vivían un idilio con varias extranjeras, que compartieron con ellos (aparte de lecho) un espacio propio en el complicado tablero del espionaje (a veces sin saber que estaban siendo controlados por los Servicios Secretos británicos). Lo que hacía más llamativo el caso era que las propias esposas de estos personajes, Concepción Doñate de Velasco y Enriqueta Lucas de Calvo, también fueron vigiladas atentamente por el MI5, ya que había fundadas sospechas que tras las palabras de cariño que intercambiaban con sus añorados maridos se escondían mensajes cifrados con oscuras intenciones (y destinatarios).

4Rastrear este tipo de episodios es muy complicado, pues lo personal, lo íntimo, pocas veces deja rastro en la documentación oficial. Sin embargo, las centenares de anotaciones que se efectuaron para registrar todos y cada uno de los movimientos de los agentes españoles en Londres y sus alrededores, permitieron conocer conversaciones telefónicas, cartas, diarios, interrogatorios, encuentros... Los expedientes personales de Alcázar de Velasco y Luis Calvo, depositados en los archivos británicos, han sido revisados con detenimiento para dar a conocer estos asuntos, que lejos del morbo y la crónica rosa desvelan un capítulo más del juego del espionaje internacional durante la Segunda Guerra Mundial.

2. El caso de Ángel Alcázar de Velasco: Teresa Taylor y Eleanor Dove

  • 13 Nacido el 28 de agosto de 1915 en Munich. Se graduó en la Escuela de Negocios de dicha ciudad en 19 (...)
  • 14 ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, cit., pp. 17-19.
  • 15 «The Abwehr and the SD in Spain», Interrogation Report n.º 38, 9 de septiembre de 1945. Freedom of (...)
  • 16 Sobre este tema, cfr. capítulo 5 en THOMÀS, Joan María, El gran golpe: el “caso Hedilla” o cómo Fra (...)
  • 17 ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, cit., pp. 23-24.

5Los contactos de Alcázar de Velasco con el Abwehr, según sus memorias, se remontan a 1934-1935, periodo en el que conoció al ciudadano alemán Wilhelm Oberbeil13, con el que entabló una gran amistad y que le introdujo en el mundo del espionaje14. En los interrogatorios a los que fue sometido tras su captura por parte de las autoridades norteamericanas en Alemania dejó claro sus vínculos con nuestro protagonista, reconociendo que «había trabajado para la Inteligencia germana desde el principio de la guerra reclutando agentes españoles hasta prácticamente 1944». Como reconocimiento a su actividad recibió del Reich la cantidad de 600 marcos mensuales15, suma a la que había que añadir las ayudas a su esposa en España, por lo que no es de extrañar que el contraespionaje británico revisase su correspondencia. La relación con Concepción (“Conchita”) Doñate se remonta – como mínimo – a mayo de 1937, cuando aparece junto a Ángel Alcázar en San Sebastián (por aquel entonces en la Delegación de Prensa y Propaganda de Falange) momentos antes de que fuese detenido por su implicación en el asunto Manuel Hedilla y la oposición al decreto de Unificación de Franco16. Aparece descrita como una persona de fuertes convicciones y temperamento que, siempre según el subjetivo relato de su marido, le ánimo a afrontar su pena y no huir a Francia, algo propio de los “rojos” y no de un buen falangista17.

  • 18 The National Archives (Kew), Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV2 / 3535 y 3536. Cartas de C (...)
  • 19 Ibidem, 1 de agosto de 1941.
  • 20 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV2 / 713.

6Cuando se desplazó a Londres (enero de 1941), Alcázar ya era padre, hecho que unido a la gran distancia que le separaba de su joven esposa hacía comprensible que el matrimonio se intercambiase desde el primer momento numerosas cartas. Pertenecientes al ámbito más estrictamente privado, no fue impedimento para que los hombres del MI5 leyesen, revisasen, desgranasen… cada una de sus frases buscando cualquier palabra que pudiese resultar sospechosa o mensaje solapado u oculto. La estancia del agregado español en la capital inglesa fue muy corta, pero de una gran productividad, permaneciendo un total de 90 días (la primera visita del 11 de enero al 21 de febrero de 1941; y la segunda, del 15 de julio al 7 de septiembre de ese año), periodo en el que recibió abundantes escritos de su mujer. La mayoría de ellos eran de tono “personal, afectivo e inocente”. Conchita Doñate se dirigía a él como “Angelito mío”, “mi vida” o “Yolito”. Se hablaba constantemente de los progresos de su hijo y de la melancolía que provocaba su ausencia. Las despedidas revelaban el gran amor que le profesaba su mujer (no hay copia de ninguna de las respuestas de Alcázar de Velasco), que le regalaba sentencias como “tu mujercita que te adora” o “te quiero con el alma”18. Sin embargo, una de ellas, fechada en agosto de 1941, llamó la atención del equipo de Brooman-White. En esta, su esposa se lamentaba de la brevedad de las últimas cartas que había recibido y de la cancelación inesperada de su viaje a Lisboa, donde esperaba poder recibirlo en breve. Rompiendo el hilo de la narración, que versaba sobre unos trajes que había comprado al bebé y unas telas que le encargaba, pasaba a citar un serie de números (5255-57-58-59-61-64-74-5303-7-10-11-13-12-26) que, hipotéticamente, le faltaban de una revista19. En otro contexto y con otros protagonistas este tipo de información entre un matrimonio no hubiese levantado ninguna suspicacia. Pero en unas circunstancias en las que Alcázar era vigilado por sus sospechas de trabajar al servicio del Eje, cualquier serie numérica que recibiese o transmitiese podía ocultar oscuras intenciones alejadas de cualquier azar. Más si la misma no guardaba relación temática con el contenido de la misiva. Y no son exageraciones que emanen de nuestra pluma. Existían en los telegramas y mensajes que empleaba la Embajada española en Londres toda una simbología soterrada, determinados adverbios que se correspondían con emplazamientos geográficos o con nombres clave del panorama internacional. Así, por ejemplo, “pronto” equivalía a Swansea, “regularmente” a Portsmouth, “aunque” a Churchill…20

  • 21 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV2 / 3536.
  • 22 Ibidem.
  • 23 Más detalles sobre su figura en, MORENO CANTANO, Antonio César, «Espionaje, neutralidad propaganda (...)
  • 24 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3538.
  • 25 Ibidem.

7Bajo el pretexto de su cargo como agregado de Prensa, tuvo la oportunidad de conocer a un variado elenco de chicas del país – algunas por compartir antiguas amistades; otras por intereses coincidentes; o meramente por simple atracción, que se podía combinar con los otros factores – que, en determinados casos, podían incluirse en la categoría de «amigas muy especiales» o amantes, como las catalogó la Inteligencia británica a raíz de sus investigaciones. Citaremos, para comenzar a Ivy Lilian Taylor, más conocida como Teresa Taylor, nombre que adoptó tras su conversión a la fe católica. Nacida en 1901 en el barrio londinense de Kensington, en 1941 se encontraba empleada como secretaria en la empresa de perfumes Lautier Fils Ltd. Previamente había trabajado como taquígrafa en las oficinas de un sindicato de la ciudad. Estudió español en el Hammersmith Commercial Institute y en North Western Polytechnic21. Por ahora, su biografía no se salía de la más pura normalidad. Pero varios “condicionantes” ofrecían una imagen que encajaba más adecuadamente con la manera de actuar de Alcázar de Velasco y con el tipo de contactos que estableció en el extranjero. Se daba la casualidad (aunque creemos que no era el caso) que un hermano de la referida pertenecía al Almirantazgo y, por tanto, podía tener un conocimiento detallado de los movimientos de la Marina inglesa. Y por si todo eso fuese de poca relevancia (que no lo era), uno de sus profesores de español fue ni más ni menos que Felix George Sturrup22, responsable de Falange en Inglaterra desde 1938, próximo a las tesis del British Union of Fascist and National Socialist, dirigida por Oswald Mosley. Fue un activo y valioso propagandista, como lo probaban los múltiples actos y conferencias que promovió a favor del bando franquista. Poseía un excelente conocimiento de la realidad española, ya que había vivido más de veinte años en la Península Ibérica y fue, además, asiduo colaborador del periódico The Universe en los primeros meses de la Guerra Civil23. Fue este personaje el que posibilitó el encuentro entre Teresa Taylor y Alcázar de Velasco («que se encontraba solo y no hablaba español»), al que había podido acceder gracias a su secretario, Manuel Yllera, con el que había compartido negocios en el pasado. Tras varias conversaciones telefónicas se conocieron personalmente en un restaurante de comida típica española de Regent Street. Enseguida, y según el testimonio de Teresa Taylor, les unió una afición común: coleccionar sellos y monedas antiguas24. Aunque ella restó importancia a esta amistad argumentando que él nunca había visitado su casa, los datos que se recopilaron hablaban de un contacto frecuente y estrecho. De esta manera, ella cenó en el domicilio del agregado, en el n.º 20 de Chesham Place, además de compartir en diferentes ocasiones taxi. Pese a que no se encontraron pruebas fehacientes de que colaborase con Alcázar de Velasco como espía (pero sí había indicios que apuntaban en esa dirección), sí se tenía claro que entre ambos existía una relación «bastante íntima» («appears indeed to be on fairly intimate terms with Alcazar de Velasco»)25.

Figura 2

Figura 2

Boda entre Ángel Alcázar de Velasco y Concepción Doñate.

FUENTE: Memorias de un agente secreto

  • 26 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3537.
  • 27 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3537. Información sobre Mrs. (...)
  • 28 Según el historiador Ian Gibson, Lorca llegó a Nueva York al borde del suicidio por esta razón. Su (...)
  • 29 Aladrén estaba a las órdenes de Juan Cabana en la sección de Dibujo de dicho organismo. GONZÁLEZ CA (...)
  • 30 JUÁREZ, Javier, Madrid-Londres-Berlín. Espías de Franco al servicio de Hitler, cit., pp. 172-179.
  • 31 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 712. Carta de Kim Philby a Booman-W (...)
  • 32 RODAO, Florentino, Franco y el imperio japonés. Imágenes y propaganda en tiempos de guerra, Barcelo (...)

8La segunda mujer que entró en su vida durante esa época fue Eleanor Dove. Desarrolló un papel de primer orden dentro del espionaje en la Isla y fue tildada por el MI5 como su amante, resaltando que sobre ella se ceñía una “siniestra luz”26. Nació en Gosforth (Newcastle-on-Tyne) el 12 de diciembre de 1907. En 1930 comenzó a trabajar en la empresa de cosméticos y belleza Elisabeth Arden Ltd. Poco tiempo después fue enviada a Madrid como única delegada en España de dicha marca. Su sede estaba en la calle Serrano, n.º 927. Allí conoció al escultor Emilio Aladrén Perojo, siendo la causa de la ruptura de este con su amante masculino, el poeta Federico García Lorca28. Alcázar de Velasco y Emilio Aladrén se conocieron en 1936, con el estallido de la Guerra Civil, ya que ambos compartieron cargos en la Jefatura Nacional de Prensa y Propaganda de Falange29. Dos hermanos de Emilio, ya durante la Segunda Guerra Mundial, colaboraron con Alcázar en tareas de espionaje, aunque en realidad fueron agentes dobles al servicio de los Aliados. Nos referimos a José María y Guillermo Aladrén. El primero de ellos era un antiguo teniente del Ejército adscrito a Falange y que durante la Guerra Civil trabajó en la Jefatura Nacional de Prensa. En 1942, antes de ser destinado a EE.UU. como corresponsal del diario Alcázar, fue reclutado por nuestro protagonista. Desde un primer momento facilitó todo tipo de información a la sección ibérica del MI5, que lo utilizó como agente propio bajo el nombre de Aspirin30. Fue precisamente él quién reveló datos de interés a los investigadores británicos sobre el pasado de Eleanor Dove, señalándole su matrimonio y posterior separación con su hermano Emilio31. Guillermo Aladrén, por otra parte, al solicitar su visado en la Embajada de EE.UU. en Madrid para poder viajar a dicho país como corresponsal de Informaciones, confesó que el verdadero objetivo de ese desplazamiento sería facilitar información estratégica a Alcázar de Velasco desde dicho enclave. A partir de ese momento mandó, por orden del espionaje norteamericano, datos falsos que después eran reenviados a Tokio32.

  • 33 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3537. Carta de Eleanor Dove a (...)
  • 34 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3538. Informe del Scottish Re (...)
  • 35 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 712. Carta de Kim Philby a Booman-W (...)
  • 36 Sobre la Operación Remorse véase, COLE, Jonathan, «The Special Operation Executive and the HS 9 Pro (...)
  • 37 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3537. Informe del Scottish Re (...)

9En 1941 Eleanor Dove residía en Edimburgo. Tras ser interrogada, por su sospechosa amistad con Alcázar de Velasco, explicó que únicamente tuvo contacto con él porque traía una carta de su marido (del que llevaba separada desde 1936), el cual le pedía información sobre su hijo Jaime y ella33. La cuartada era perfecta, y en un primer momento dicha explicación satisfizo a los servicios de inteligencia británico. Las dudas volvieron a aparecer cuando uno de sus superiores en Elisabeth Arden Ltd en Escocia señaló que dicha señorita mantenía excelentes relaciones con altos mandos del Ejército escocés y que existía la posibilidad de que pudiese recopilar información y transmitirla a sus antiguos amigos españoles, como bien pudiera ser Ángel Alcázar34. Igualmente, en la declaración citada de José María Aladrén se la relaciona con el espía germano Eduard Ries, de origen judío y colaborador de Alcázar35. Incluso aparece vinculada con una sospechosa llamada telefónica a Walter Fletcher36, rico empresario británico, responsable de una importante operación en Extremo Oriente al servicio del Special Operations Executive (SOE) que buscaba conseguir materias primas, como caucho, en el mercado negro chino37.

Figura 3

Figura 3

Anuncio de la empresa Elizabeth Arden, donde trabajaron diferentes espías vinculadas a la red española en Londres.

FUENTE: ABC, mayo de 1935.

  • 38 Un detallado perfil biográfico en JUÁREZ, Javier, Madrid-Londres-Berlín. Espías de Franco al servic (...)
  • 39 ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, cit., pp. 109-111.
  • 40 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3535.
  • 41 ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, cit., pp. 112-113.
  • 42 Ibidem, pp. 151-154.

10En último lugar debemos ocuparnos de la agente británica Elisabeth, nombre en clave con el que aparece en los escritos de Alcázar de Velasco. Su misión consistió en seguir los pasos de Miguel Piernavieja del Pozo38 (responsable de Prensa en el Instituto de Estudios Políticos, fue enviado a Londres en 1940 para poner en marcha la red de espionaje español, pero al poco cayó en las redes de GW). Era descrita como una «joven rubia, esbelta y estéticamente bien cuidada, regularmente fría [...]». Su centro de operaciones fue el conocido Café de París (club nocturno londinense) y su actividad implicaba entregarse en alma y “cuerpo” al objetivo marcado. Tras la marcha de Piernavieja a España, Alcázar se convirtió en su segunda “víctima”39. El uso de mujeres espías para sonsacar información privilegiada al agregado de Prensa franquista aparece mencionado en una reunión que la alta cúpula del MI5 para asuntos ibéricos (Brooman-White, John C. Masterman, Gilbert H. Lennox y el sargento de la Policía Metropolitana, Lewis) mantuvo a principios de febrero de 1941. Para seleccionar a la candidata idónea se requería habilidad intelectual y belleza40, como por ejemplo Elisabeth. Según sus memorias, Alcázar de Velasco se dejó embaucar por la antigua amante de Piernavieja del Pozo para poder manipularla a su antojo, haciéndole creer que desconocía que realmente trabajaba para el espionaje de su país. Finalmente, y siguiendo con este testimonio, reveló su verdadera identidad y pidió ayuda para abandonar Gran Bretaña («estoy harta de este país donde los pobres subsistimos como vegetación...») y dirigirse a España41. Tras emborracharla y drogarla con burundanga, la subió en una lancha neumática en Hastings, para después trasladarla al interior de un submarino alemán. Vivió en la Península Ibérica hasta el año 1944, en una finca aislada. En esa fecha, se trasladó a América, en concreto a Cartagena de Indias (Colombia)42.

3. Las “mujeres” de Luis Calvo

  • 43 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 713, folios 122-146.
  • 44 Sobre los avatares detallados de su detención, JUÁREZ, Javier, Madrid-Londres-Berlín. Espías de Fra (...)
  • 45 Archivo General de la Administración, Exteriores, caja 7281. Despacho del Encargado de Negocios en (...)

11El idilio del periodista español Luis Calvo con Inglaterra se retrotrae a la temprana fecha de 1929, en la que viajó a Londres durante tres días con motivo de la inauguración del vuelo directo entre Madrid y dicha ciudad. Cuando en marzo de 1932, su amigo, el escritor Ramón Pérez de Ayala fue nombrado embajador en el Reino Unido designó a Calvo como agregado de Prensa. Simultaneó su puesto en la Embajada con colaboraciones literarias para el periódico El Sol, El Diario de Madrid y La Nación de Buenos Aires. Tras el triunfo del Frente Popular en febrero de 1936, Pérez de Ayala fue sustituido como embajador por Pablo de Azcárate, y con él abandonó el puesto Luis Calvo. Con el estallido de la Guerra Civil, fue enviado como corresponsal de The Observer y La Nación a la España franquista, aunque finalmente se instaló de manera fija en Biarritz, desde donde enviaba sus crónicas. Cuando regresó a Londres en 1937 había mudado de ideales y se presentó como un firme defensor de la causa rebelde. Colaboró con la Oficina de Prensa y Propaganda dirigida por Juan Mata, y a partir de marzo de 1939 retomó su colaboración con «ABC» como corresponsal en Londres, hasta que en 1941 pasó a formar parte de la red de espías de Alcázar de Velasco43. En febrero de 1942, y tras un seguimiento detallado y exhaustivo de todas sus actividades, conversaciones y desplazamientos por parte del MI5, fue arrestado, permaneciendo recluido en el campo 020, un antiguo hospital militar reconvertido en centro de detención de espías, hasta el 22 de agosto de 1945, cuando fue repatriado a España44. Su puesta en libertad se podría haber acelerado mucho tiempo antes, pero las propias autoridades españoles no tenían ninguna prisa por dejar en la calle a un “elemento incómodo” para su imagen exterior: «la liberación del Sr. Calvo y la posibilidad de que éste actúe y hable libremente, sería tan comprometedora para nuestros intereses [...]». Por esa razón, se recomendaba «dejarle en la situación actual, por lo menos hasta la terminación del conflicto europeo»45.

  • 46 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 713. Summary of Interrogation of Ca (...)
  • 47 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 712, 4 de marzo de 1942.

12Como en el caso anterior, los informes confidenciales de los servicios de inteligencia británica – aparte de conocer esta faceta, por otra parte perfectamente estudiada – nos permiten aproximarnos a los contactos que Luis Calvo mantuvo con diferentes amantes durante esa época, algunas de las cuales también estuvieron vinculadas con el espionaje alemán. Desde 1925 Calvo estaba casado. El 23 de enero de ese año contrajo matrimonio con Enriqueta Lucas, de familia valenciana, y vecina de su domicilio madrileño. Nunca tuvieron hijos, pese a que estuvo dos veces embarazadas, pero sufrió sendos abortos naturales. El médico les recomendó evitar nuevas gestaciones ya que sufría un problema genital que le podía acarrear graves problemas en caso de parto. Posteriormente sufrió problemas de glándula, que afectaron profundamente a su vista y su figura, engordando enormemente. Resulta curioso que se detallasen este tipo de datos al referirse a la persona de Luis Calvo, lo que testimoniaba el profundo conocimiento que se tenía del investigado. Pese a que se podría pensar a primera vista que esta transformación física pudiese estar detrás de los amoríos que vivió el periodista español lejos de su hogar, se matizó que la relación entre ellos «era excelente»46, lo que no evitó que llevasen casi cinco años separados en 1942. Como constató la Inteligencia británica, su esposa solía recibir cuantiosas sumas económicas por parte del Abwehr, realizadas directamente en su domicilio en San Sebastián (calle Zumalacarregui, n.º 3)47. Como ocurría con Alcázar de Velasco, la colaboración con el Tercer Reich no se realizaba de forma desinteresada, meramente por afinidades ideológicas, sino que siempre estaba por medio la parte material, económica.

  • 48 Sobre este tema, MAWDSLEY, Evan, The Russian Civil War, Edinburg, Birlinn Ltd, 2008, capítulo 11.
  • 49 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 713.
  • 50 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 714.
  • 51 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 /713.
  • 52 Ibidem.
  • 53 WOODHEAD, Lindy, War Paint: Madame Helena Rubinstein and Miss Elisabeth Arden. Their Lives, Their T (...)
  • 54 Federal Bureau of Information, Freedom of Information / Privacy Acts Section. Cover Sheet. Subject: (...)

13El primer nombre que debemos incluir en esta categoría de espías-amantes de Luis Calvo es el de Natasha Antonovsky (usaremos la abreviatura Anton, que es como suele aparecer de manera generalizada en la documentación). Nacida en Arkhangelsk (Rusia) en 1914, llegó a Newcastle (Inglaterra) el 12 de octubre de 1919 junto a su familia huyendo de la guerra, ya que los combates entre el Ejército Rojo y Blanco se habían intensificado en esta zona a finales de septiembre de ese año48. Su padre era armador en dicha ciudad, por lo que disfrutaban de una situación económica acomodada49. El primer contacto con nuestro protagonista hay que buscarlo en la época en que fue agregado de Prensa con Pérez de Ayala. En 1933, un sobrino del mismo, José Montilla, conoció a Anton e iniciaron una intensa relación. Estuvieron a punto de casarse, pero los padres de ella se opusieron. Aunque estuvieron juntos solo tres meses, Natasha quedó embarazada, naciendo una hija llamada Macha. Calvo, tras la ruptura con su amigo Mantilla (que nunca se olvidó de ella), no volvió a verla hasta 1940, enamorándose “platónicamente” (como señalan los informes del MI5), pese a que por esas fechas (y como analizaremos más adelante) estaba junto a la joven Elaine Kennedy, que trabajaba en el Ministerio de Información50. La amante rusa – de la que se resaltaba su gran atractivo – tenía, según los datos que manejaban desde Londres, un amplio historial de amoríos previos con oficiales del Ejército, razón por la que la tildaban de «moral relajada» y de «la clásica prostituta»51. Sus vínculos con el Tercer Reich estaban fuera de toda duda, aparte de su implicación en las actividades del periodista español. Se recogen conexiones, desde el principio de la Segunda Guerra Mundial, con la alemana Lotte Caspary-Jessner, esposa de un miembro del NSDAP52. Llama la atención que Natasha Anton, al igual que Eleanor Dove, estuvo empleada en la empresa de belleza Elizabeth Arden Ltd. Si recordamos, también Teresa Taylor estuvo en un trabajo de similar naturaleza. A principios de 1938, una agente del MI5, Joan Miller, informaba a sus superiores de que en la sede de dicha marca en Londres, en Grosvenor Street, se habían reunido miembros de la Embajada de Von Ribbentrop. Se advirtió que «Elisabeth Arden’s London head office was used as a pre-war rendez-vous point by Gestapo»53. Tres años después, una denuncia anónima al FBI advertía de la estrecha relación que había mantenido la fundadora del grupo cosmético, Elisabeth Graham Lewis, con jerarcas nazis desde su visita a Berlín en 1937 y avisaba que los salones de belleza en capitales como París, Praga, Viena o Budapest daban cobertura al espionaje alemán en Europa54. A la vista de lo expuesto no parece que fuese capricho del azar que las espías-amantes referidas estuviesen relacionadas con Elisabeth Arden Ltd.

  • 55 El Servicio de Inteligencia Británico lo describió como alguien «nervioso y asustadizo, obsesionado (...)
  • 56 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 /713.
  • 57 Ibidem.

14La relación entre Natasha Anton y Luis Calvo se mantuvo entre 1940 y pocas semanas antes del arresto de este último en febrero de 1942, cuando le dejó para reemprender una relación con un antiguo amante norteamericano, R. J. Fellner55, que curiosamente era uno de los hombres de la Office of Strategic Services (antecesora de la CIA) en Inglaterra. Detrás de la ruptura con el periodista español se escondía el deseo de ella de casarse con Fellner y la confesión de que habían vuelto a tener relaciones durante su última visita al país56. Con Calvo fuera de juego, la Inteligencia británica barajó la posibilidad de utilizar a Anton como cebo para elementos disidentes de extrema derecha británica. Además, conocía a un elevado número de españoles que podrían tener conexiones con el Tercer Reich. Se pensaba que no habría problemas para que colaborase, ya que no se había visto muy afectada por tal detención y porque estaba atemorizada – como se dedujo tras los interrogatorios a los que fue sometida – por la posibilidad de ser arrestada e internada en un campo de prisioneros57. Desconocemos como continuó la historia, pero no sería nada extraño que Natasha Anton hubiese proseguido con sus aventuras amorosas. Sobrevivir y seguir hacia adelante, esa era la consigna en una Europa en guerra donde la vida de los civiles estaba cada día en juego.

  • 58 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 /3538.
  • 59 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2/713.

15Sobre la última amante de Calvo que nombraremos poco, o casi nada, sabemos. Elaine Kennedy, que en algunas notas es llamada Elaine Pepper, era de nacionalidad canadiense. Como dijimos, trabajaba en el Ministerio de Información británico, en concreto en el departamento fotográfico. Según diferentes fuentes, ambos se conocieron porque el espía español mantenía una excelente relación con un oficial de la Armada cuya mujer compartía piso – ante las largas ausencias de su marido – con la señora Kennedy, que también estaba casada, aunque estaba deseando romper ese compromiso pues «she is madly in love with Calvo»58. No volvemos a tener noticias de la misma hasta marzo de 1942, con su amante ya recluido, cuando usó – sin permiso – el coche de la embajada que solía conducir nuestro protagonista, aunque para no llamar la atención le había quitado la matrícula de «Corps Diplomatique»59. Fue la última vez que se interrogó a Elaine. Acababan así las aventuras extramatrimoniales de Alcázar de Velasco y Luis Calvo, para los que estas experiencias sexuales debieron constituir un episodio más de su rocambolesca historia de espionaje en la Gran Bretaña de la Segunda Guerra Mundial.

4. A modo de conclusión: no solo de guerra vive el hombre

  • 60 COSTELLO, John, Love, Sex and War. Changing Values, 1939-1945, cit., pp. 10, 18, 30.
  • 61 ROSE, Sonya O., «Citizenship, and the Nation in World War II Britain», cit., pp. 1150, 1159, 1164.
  • 62 SOTO, Adela, La mujer bajo el franquismo, Universitat Jaume I de Castelló, Proyecto Final de Carrer (...)

16Estudios clásicos, como Reflections on War and Death de Sigmund Freud, explicaban que en tiempos de guerra se rompían los tabúes sexuales y se producía una liberación de los instintos. La muerte y la separación eran norma común en la Gran Bretaña de los años cuarenta y justificaban muchos de las relaciones temporales que se establecían entre desconocidos. Como confesó una joven del país, fueron «the most wonderful days of my life»60. Se produjo una ruptura de los valores conservadores de la sociedad, aquella que ensalzaba al “buen ciudadano”, de sacrificio diario, de resignación – en todos los sentidos –, frente a los que se dejaban llevar por el deseo sexual y la alteración de las normas, «Moral laxity»61. Como puede suponer el lector, este tipo de acusaciones y reproches siempre iban dirigidas a la mujeres, a las que se suponía que debían ser fieles, inquebrantables en ausencia de su marido, el cual estaba luchando en el frente contra el enemigo de la nación. Totalmente diferente era la concepción con respecto al hombre. En el régimen franquista, por ejemplo, abundantes testimonios de esposas afirmaban que no les importaba demasiado que su marido tuviera un amante que le complaciera...62 Contamos, desde el punto de visto sociológico, con dos importantes factores, la situación de guerra (con la alteración de los valores conservadores ante la posibilidad de una inminente muerte) y la tradición y concepción machista del matrimonio en la Península Ibérica, que de entrada podían explica el hecho que dos varones de la Embajada española en un país extranjero, inmerso en una situación de contienda bélica, pudiesen iniciar una relación extramatrimonial con una británica. Pero sin minusvalorar estas causas, los vínculos entre Alcázar de Velasco y Luis Calvo con féminas como Teresa Taylor, Eleanor Dove, Natasha Anton y Elaine Kennedy eran de naturaleza mucho más compleja, más allá de la motivación únicamente sexual. Todas las pruebas nos hacen suponer que no fue el destino quiénes les hizo conocerse. Dos de ellas, Taylor y Kennedy, tenían familiares o conocidos que pertenecían al Almirantazgo. Anton y Dove eran, a su vez, amantes de espías de otras nacionalidades. Elisabeth, que aparece en las memorias del Ángel Alcázar, era un agente del MI5; mientras que Kennedy estaba adscrita al Ministerio de Información. Además, dos de ellas se relacionaban con la marca de cosméticos Elisabeth Arden Ltd, vinculada con la Alemania nazi. Demasiadas coincidencias, máxime teniendo en cuenta el tipo de actividades que desarrollaron nuestros protagonistas durante esa época. Más bien parece que – no podemos precisar si por indicaciones del Abwehr, aunque quizás fue lo más probable – les señalasen determinados personajes clave de los que obtener información de interés militar; o posibilitó el encuentro entre “sus” agentes españoles y británicos en Londres, si consideramos que también pudieron servir al Tercer Reich y no entrar en la categoría de “objetivos”. Tampoco estamos en condiciones de determinar si algunas de ellas, pues nada de eso se dice en los papeles del equipo de Dick Brooman-White, fueron agentes dobles, es decir, que se presentasen ante los españoles como miembros de la Inteligencia germana pero que realmente operasen para Gran Bretaña. Tal vez en un principio esta condición no se cumplió, pero en el caso de Natasha Anton, tras la detención de Luis Calvo, se barajó la posibilidad de utilizarla para tener controlados a los miembros más sospechosos de la colonia española en Londres.

  • 63 JARNER, Aaron, «Positive Psychologist on Positive Psychology: Ed Diener», in International Journal (...)

17Sin pretensión de realizar juicios de tipo moral, los líos amorosos que hemos descrito y analizado en esta investigación, no provocaron una alteración en su vida conyugal. A su regreso a España, tanto Alcázar de Velasco como Calvo, continuaron con toda normalidad con sus matrimonios. No sabemos si alguna vez revelarían estos tórridos episodios de su pasado a sus esposas. Lo más probable es que no, ya que como dijimos los mismos seguramente serían una consecuencia más (eso sí, con una elevada carga emocional) de su actividad de espionaje. Siguiendo con las teorías del psicólogo Ed Diener (ratificadas en algunos de los interrogatorios de Luis Calvo al hablar con pleno cariño de su pareja, Enriqueta Lucas), la infidelidad – en determinados casos – no significaba renunciar o rechazar el amor de la pareja, sino que – sin descartar los condicionantes implícitos a la guerra que hemos apuntado – se inscribía en una búsqueda egoísta de la felicidad, que consistía en conseguir el “bienestar” pleno del individuo63: mantener los beneficios de la vida (respetable y acomodada) marital en España y aprovechar las oportunidades amorosas que surgiesen lejos de casa, como una prueba de su capacidad de persuasión y capacidad de atracción entre sus allegados.

18Con el presente estudio hemos querido ofrecer una nueva visión del espionaje español en el extranjero durante la Segunda Guerra Mundial, pero alejado de los análisis macrohistóricos, descendiendo varios escalones en la metodología de estudio y poniendo la atención en las circunstancias individuales de su misión. Y que puede ser más íntimos y cargado de emociones que el amor y el sexo, más aún cuando los mismos se conjugan con intereses secretos, como fueron la información y contrainformación en tiempos de guerra.

Inizio pagina

Note

1 GARCÍA PÉREZ, Rafael, Franquismo y Tercer Reich: las relaciones económicas hispano-alemanas, Madrid, Centro de Estudios Constitucionales, 1994; o, THOMÀS, Joan, La batalla del Wolframio. Estados Unidos y España de Pearl Harbour a la Guerra Fría, 1941-1945, Madrid, Cátedra, 2010.

2 ROS AGUDO, Manuel, La guerra secreta de Franco, 1939-1945, Barcelona, Crítica, 2002; y, del mismo autor, La gran tentación: Franco, el Imperio colonial y los planes de intervención en la Segunda Guerra Mundial, Barcelona, Styria, 2008.

3 BOWEN, Wayne H., Spaniards and Nazi Germany collaboration in the new orden, Columbia, University of Missouri Press, 2000; entre otros muchos, SÁENZ FRANCÉS, Emilio, Entre la antorcha y la esvástica: Franco en la encrucijada de la II Guerra Mundial, Madrid, Actas Editorial, 2009.

4 Véase el monográfico coordinado por el Grupo de Investigación HISPONA en el n.º 8, Vol. 4, de la Revista Universitaria de Historia Militar titulado «Guerra de silencios. Redes de inteligencia en España durante la Segunda Guerra Mundial», 2015. URL: < http://ruhm.es/index.php/RUHM/article/view/137 > [consultado el 1o de febrero de 2016].

5 Inspector de Policía retirado de Swansea. Su expediente en National Archives (Kew), KV2 / 468.

6 Los detalles de estos movimientos de espionaje en JUÁREZ, Javier, Juan Puyol. El espía que derrotó a Hitler, Madrid, Temas de Hoy, 2004. Del mismo autor ID., Madrid-Londres-Berlín. Espías de Franco al servicio de Hitler, Madrid, Temas de Hoy, 2005; WEST, Nigel, The Guy Liddell Diaries; MI5’s director of counter-espionage in World War II, London, Routledge, 2005; BURNS, Jimmy, Papa espía: amor y traición en la España de los años cuarenta, Barcelona, Debate, 2010; MARTÍN DE POZUELO, Eduardo, ELLAKURIA, Iñaki, La guerra ignorada: los espías españoles que combatieron a los nazis, Barcelona, Debate, 2010; MORENO CANTANO, Antonio César, «Espionaje, neutralidad y propaganda franquista en Gran Bretaña durante la II Guerra Mundial», in RUIZ CARNICER, Miguel Ángel (coord.), Falange, las culturas políticas del fascismo en la España de Franco (1936-1975), vol. 2, Zaragoza, Instituto «Fernando el Católico», 2013, pp. 335-353.

7 PHILBY, Kim, Mi guerra silenciosa, Barcelona, Círculo de Lectores, 1973, p. 66; HEIBERG, Morten, ROS AGUDO, Manuel, La trama oculta de la Guerra Civil. Los servicios secretos de Franco, 1936-1945, Barcelona, Crítica, 2006, p. 31.

8 Sobre las agentes británicas y su papel en la Segunda Guerra Mundial véanse, GLEESON, James, The Feared No Evil. The woman agents of Britain’s secret armies, 1939-1945, London, Gorgi Book, 1978; BINNEY, Marcus, The women who lived for danger. The Women Agents of SOE in the Second World War, London, Hodder and Stoughton, 2002; PATTINSON, Juliette, Behind enemy lines. Gender, passing and the Special Operations Executive in the Second World War, Manchester, Manchester University Press, 2007.

9 Cfr. capítulo XV en ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, Barcelona, Plaza & Janés, 1979.

10 El tema de las amantes británicas asociadas a elementos afectos a la Alemania nazi siempre estuvo muy presente en los escritos del director del espionaje y contraespionaje británico, Guy Liddell, que tuvo conocimiento de decenas de ellas, siendo unas de las más conocidas Norah Briscoe o Lucy Sara Strauss. WEST, Nigel, The Guy Liddell Diaries, cit., pp. 134-135.

11 WEST, Nigel, The A to Z of Sexspionage, Lanham, The Scarecrow Press, 2009, p. 11.

12 COSTELLO, John, Love, Sex and War. Changing Values, 1939-1945, London, Collins, 1985; ROSE, Sonya O., «Citizenship, and the Nation in World War II Britain», in The American Historical Review, 13, 4/1998, pp. 1147-1176.

13 Nacido el 28 de agosto de 1915 en Munich. Se graduó en la Escuela de Negocios de dicha ciudad en 1931. Miembro del NSDAP desde 1933. Residió en Argentina de 1935 a 1939. Fue uno de los principales organizadores de la actividad del Abwehr en España (I-H KO Spanien). Arrestado el 26 de junio de 1945, fue internado en el Campo B79-1 de Bruchsal. «Interrogation Records Prepared for War Crimes Proceedings at Nuremberg, 1945-1947. Prisoner Wilhelm Oberbeil», National Archives and Records Administration, M1270, 647749.

14 ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, cit., pp. 17-19.

15 «The Abwehr and the SD in Spain», Interrogation Report n.º 38, 9 de septiembre de 1945. Freedom of Information Act Electronic Reading Room (FOIA). URL: < http://www.foia.cia.gov/document/519b7f9a993294098d513470 > [consultado el 3 de febrero de 2016].

16 Sobre este tema, cfr. capítulo 5 en THOMÀS, Joan María, El gran golpe: el “caso Hedilla” o cómo Franco se quedó con Falange, Barcelona, Debate, 2014.

17 ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, cit., pp. 23-24.

18 The National Archives (Kew), Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV2 / 3535 y 3536. Cartas de Conchita Doñate a Alcázar de Velasco, enero y febrero de 1941.

19 Ibidem, 1 de agosto de 1941.

20 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV2 / 713.

21 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV2 / 3536.

22 Ibidem.

23 Más detalles sobre su figura en, MORENO CANTANO, Antonio César, «Espionaje, neutralidad propaganda franquista en Gran Bretaña durante la II Guerra Mundial », cit.

24 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3538.

25 Ibidem.

26 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3537.

27 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3537. Información sobre Mrs. Eleanor Dove, 22 de agosto de 1941.

28 Según el historiador Ian Gibson, Lorca llegó a Nueva York al borde del suicidio por esta razón. Su resentimiento hacia ella podría haber inspirado, incluso, la connotación negativa con el que se relaciona el nombre de Elena en el único guión cinematográfico que escribió, Viaje a la luna. MARTÍNEZ PEREDA, José Antonio, La importancia de llamarse Helena, Madrid, Ediciones Nowtilus, 2015, capítulo 9.

29 Aladrén estaba a las órdenes de Juan Cabana en la sección de Dibujo de dicho organismo. GONZÁLEZ CALLEJA, Eduardo, «La prensa carlista y falangista durante la Segunda República y la Guerra Civil (1931-1937)», in El Argonauta Español, 9, 2012, URL: < https://argonauta.revues.org/819#entries > [consultado el 28 de diciembre 2016].

30 JUÁREZ, Javier, Madrid-Londres-Berlín. Espías de Franco al servicio de Hitler, cit., pp. 172-179.

31 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 712. Carta de Kim Philby a Booman-White, 24 de septiembre de 1942.

32 RODAO, Florentino, Franco y el imperio japonés. Imágenes y propaganda en tiempos de guerra, Barcelona, Plaza & Janés, 2002, pp. 335-336.

33 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3537. Carta de Eleanor Dove a Alcázar de Velasco, septiembre de 1941.

34 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3538. Informe del Scottish Regional Security Officer a Mr. Brooman-White, 28 de octubre de 1941.

35 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 712. Carta de Kim Philby a Booman-White, 24 de septiembre de 1942.

36 Sobre la Operación Remorse véase, COLE, Jonathan, «The Special Operation Executive and the HS 9 Project», The National Archives. Supporting Research at The National Archives, Autumn 2014, pp. 9-10. URL: < https://www.nationalarchives.gov.uk/documents/academic-research-newsletter-autumn-2014.pdf > [consultado el 21 de febrero de 2016].

37 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3537. Informe del Scottish Regional Security Officer a Mr. Brooman-White, 26 de agosto de 1941.

38 Un detallado perfil biográfico en JUÁREZ, Javier, Madrid-Londres-Berlín. Espías de Franco al servicio de Hitler, cit., pp. 55-62.

39 ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, cit., pp. 109-111.

40 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 / 3535.

41 ALCÁZAR DE VELASCO, Ángel, Memorias de un agente secreto, cit., pp. 112-113.

42 Ibidem, pp. 151-154.

43 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 713, folios 122-146.

44 Sobre los avatares detallados de su detención, JUÁREZ, Javier, Madrid-Londres-Berlín. Espías de Franco al servicio de Hitler, cit., pp. 109-128.

45 Archivo General de la Administración, Exteriores, caja 7281. Despacho del Encargado de Negocios en Londres al Excmo. Sr. Ministro de Asuntos Exteriores, Gómez-Jordana, 22 de marzo de 1943.

46 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 713. Summary of Interrogation of Calvo at Camp 020 by Captain Goodacre, 19 de marzo de 1942.

47 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 712, 4 de marzo de 1942.

48 Sobre este tema, MAWDSLEY, Evan, The Russian Civil War, Edinburg, Birlinn Ltd, 2008, capítulo 11.

49 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 713.

50 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 / 714.

51 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 /713.

52 Ibidem.

53 WOODHEAD, Lindy, War Paint: Madame Helena Rubinstein and Miss Elisabeth Arden. Their Lives, Their Times, Their Rivalry, London, Virago, 2003, cap. 6.

54 Federal Bureau of Information, Freedom of Information / Privacy Acts Section. Cover Sheet. Subject: Elisabeth Arden, octubre de 1941. URL: < https://vault.fbi.gov/Elizabeth%20Arden/Elizabeth%20Arden%20Part%201%20of%202 > [consultado el 1 de marzo de 2016].

55 El Servicio de Inteligencia Británico lo describió como alguien «nervioso y asustadizo, obsesionado con ser secuestrado por los alemanes... como un amateur sacado de una novela de detectives». MACPHERSON, Nelson, American Intelligence in War-Time in London. The Story of the OSS, London, Frank Cass Publishers, 2003, p. 51.

56 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2 /713.

57 Ibidem.

58 The National Archives, Expediente de Ángel Alcázar de Velasco, KV 2 /3538.

59 The National Archives, Expediente de Luis Calvo Andaluz, KV 2/713.

60 COSTELLO, John, Love, Sex and War. Changing Values, 1939-1945, cit., pp. 10, 18, 30.

61 ROSE, Sonya O., «Citizenship, and the Nation in World War II Britain», cit., pp. 1150, 1159, 1164.

62 SOTO, Adela, La mujer bajo el franquismo, Universitat Jaume I de Castelló, Proyecto Final de Carrera, 2001-2002, Castellón de la Plana, 2002, pp. 12-13. URL: < http://mayores.uji.es/proyectos/proyectos/lamujerbajofranquismo.pdf > [consultado el 5 de marzo de 2016].

63 JARNER, Aaron, «Positive Psychologist on Positive Psychology: Ed Diener», in International Journal of Wellbeing, 2, 2/2012, pp. 88-91.

Inizio pagina

Prospetto delle illustrazioni

Titolo Figura 1
Didascalia Ángel Alcázar de Velasco en plena Guerra Civil y con el uniforme de las Centurias de Falange.
Riferimenti FUENTE: Archivo General de la Administración (Cultura)
URL http://diacronie.revues.org/docannexe/image/4762/img-1.jpg
File image/jpeg, 416k
Titolo Figura 2
Didascalia Boda entre Ángel Alcázar de Velasco y Concepción Doñate.
Riferimenti FUENTE: Memorias de un agente secreto
URL http://diacronie.revues.org/docannexe/image/4762/img-2.jpg
File image/jpeg, 1,9M
Titolo Figura 3
Didascalia Anuncio de la empresa Elizabeth Arden, donde trabajaron diferentes espías vinculadas a la red española en Londres.
Riferimenti FUENTE: ABC, mayo de 1935.
URL http://diacronie.revues.org/docannexe/image/4762/img-3.jpg
File image/jpeg, 309k
Inizio pagina

Per citare questo articolo

Riferimento elettronico

Antonio César Moreno Cantano, « Infidelidad, espionaje y amantes: las desventuras de Alcázar de Velasco y Luis Calvo en Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial », Diacronie [Online], N° 28, 4 | 2016, documento 9, Messo online il 29 dicembre 2016, consultato il 19 settembre 2017. URL : http://diacronie.revues.org/4762 ; DOI : 10.4000/diacronie.4762

Inizio pagina

Autore

Antonio César Moreno Cantano

Antonio César Moreno Cantano es Doctor en Historia por la Universidad de Alcalá (2008). Miembro de diferentes grupos de investigación (Universidad de Almería, de Barcelona, de Alcalá), se ha especializado en la Propaganda bélica y religiosa, en especial durante la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial, como lo acreditan sus numerosas publicaciones en revistas especializadas: «Studia Historica. Historia Contemporánea», «Historia del Presente», «Hispania Nova». Ha coordinado diferentes libros sobre dicha temática en la Editorial Trea. En sus últimas investigaciones ha abordado el tema de la Iglesia favorable a la Segunda República así como las exposiciones anticomunistas que se desarrollaron en la Europa del Eje durante el tiempo de contienda mundial.
URL: < http://www.studistorici.com/progett/autori/#Moreno-Cantano >

Articoli dello stesso autore

Inizio pagina

Diritti d'autore

Creative Commons License

Creative Commons License

Gli articoli di «Diacronie. Studi di Storia Contemporanea» sono pubblicati sotto Licenza Creative Commons (CC BY-NC-ND 2.5). Possono essere riprodotti a patto di citarne l’autore e la fonte originaria, di non modificarne i contenuti e di non usarli per fini commerciali. La citazione di estratti è comunque sempre autorizzata, nei limiti previsti dalla legge.

 



The works by «Diacronie. Studi di Storia Contemporanea» are published under a Creative Commons Licence (CC BY-NC-ND 2.5). They can be distributed on the condition that you attribute the work to the author and licensor, you do not modify the original contents and you do not use them for commercial purposes. The quotation of excerpts however is always allowed, in accordance with the law.

Inizio pagina
  • Revues.org